LOS CICLOS DEL PLANETA ANDRÍA

Aunque la visualización directa de las partículas atómicas y sub-atómicas sea casi imposible, y solamente se pueda adivinar su constitución sobre la base de bombardeos con otras partículas, se ha logrado un paralelismo entre el sistema solar y un sistema atómico, en el que unos electrones giran alrededor de un núcleo (bastente más complejo de lo que se creía).


Andrés, el personaje principal, es un científico que trabaja en el desarrollo de microscopios. Sin embargo, su deseo más íntimo es el contacto con su mundo interior.
Cada hecho en la vida de Andrés produce una serie de acontecimientos en el plano mental (Sistema atómico (solar) de Andría) donde se ubican sus pensamientos.


Cada hora del científico equivale a cuatro años en el mundo microscópico. Por lo tanto, un día en la vida real vale por 96 años. Ello permite dar una explicación a los diversos ciclos. Y además se plantea la posibilidad del contacto entre mundos del pasado y del futuro. Esta novedosa historia aborda también el tema de la reencarnación, como si el alma fuese un pensamiento del científico que puede durar años en su mente, y estar arraigado en la materia, que es sustituible y sustituida cada cierto tiempo. Así, Andrés, el científico, reencarna durante mucho tiempo bajo otros nombres en el planeta Andría. Ain, su amada, también reencarna, y llegan a ser en el microcosmos reflejo de la relación amorosa en la realidad cotidiana del científico.


En algún lugar esta escrito que cualquier pequeño "roce" entre los planetas genera guerras en la humanidad. Si ello es verdad no lo sabemos, pero lo que si está claro es que cuando a veces nos irritamos, algún lugar de nuestro cuerpo-mente sufre las consecuencias.

 

 

 

Introducción

 

El microcosmos es un reflejo del macrocosmos.

Como arriba es abajo.

¿En cuántos microscópicos seres están contenidas la sabiduría y el conocimiento del gran ser del macrocosmos?

Tal vez esas diminutas vidas, relacionadas sin ellas saberlo, forman el alma del divino ente.

¿Cuántos años en el microcosmos equivalen a un día en el macrocosmos?

Puede ocurrir que: ¿una simple hora de pensamiento en el universo superior represente años en el universo inferior?

Hay un hecho sencillo y extraño a la vez, que pasamos por alto:

Nos despertamos y comenzamos a pensar y actuar, y en cada momento del día necesitamos distintas partes del órgano pensante y actuante.

Conducimos el coche y se activan diversos elementos materiales y menos materiales de nuestro ser.

Llegamos al trabajo, y todo un mundo de conocimientos y personas vuelve a despertar en nosotros.

Y así instante tras instante, todo va fluyendo y cambiando. Todo trabaja y descansa.

Una sola cosa hay en común siempre, y ni siquiera es la conciencia, que muy a pesar nuestro se desvanece continuamente para aparecer de vez en cuando , incluso después de meses cuando nos palpamos a nosotros mismos y nos gritamos: "estoy vivo".

Eso que permanece, es lo que dura desde que nacemos hasta que morimos, o tal vez más. ¡Quién lo sabe!

Lo que sí se puede asegurar es que en un sencillo día hay cientos de ciclos, seamos o no conscientes de ellos, y cuando estas experiencias ocurren, muchas partículas o diminutos seres de los que somos dueños y responsables entran en actividad.

La forma de respirar, la alimentación, el tipo de trabajo, todo va conformando en nuestra mente mundos, de los que deberíamos ser más conscientes y amigables.

En estos lugares somos dioses, y sin embargo los tenemos abandonados, no comprendemos que están ahí, que somos el pasado, el presente y el futuro de todos los micromundos.

No caemos en la cuenta de que un simple pensamiento puede llevar la desgracia, la belleza o el horror.

No comprendemos que nuestros conceptos e ideas están compuestos de materia transformable y moldeable.

Y tal vez, puede ocurrir que un estado de irritación haga desaparecer cientos de partículas de nuestro campo de experiencia que es el cuerpo, y por ende, atraiga aquellas que están en consonancia con el estado de ánimo.

Quizás, aquellas personas que durante mucho tiempo han estudiado música, historia, mataemáticas, etc. han formado en su interior civilizaciones y culturas de distintas características.

Y a su vez, toda nuestra civilización es el efecto de sistemas solares gigantes, incluído el nuestro, por más que digamos que no existen otros planetas habitados.

Si realmente lo pensamos ¡Es una gran maravilla!

 

Copyright librosenred.com 2001

 

 

 

 

INICIACIÓN

¿Cómo iba a imaginar, cuando de niña caminaba de la mano de su padre por la arboleda del río, que un día estudiaría medicina y contribuiría a la entrada de la humanidad en la nueva Era de Acuario?
Emilia, mística por naturaleza, queda huérfana y es llevada a un convento. En el Instituto cae en manos de una secta dedicada a promover el sexo como forma de expandir la conciencia. Sobrevive a esta experiencia y continúa estudiando Medicina, donde conoce a Santiago, quien da un giro importante en su aprendizaje, incorporando conceptos esotéricos. Es destinada a un pueblecito y a los diez años conoce a Miguel Ángel, ingeniero y físico superdotado, que padece una extraña enfermedad. Gracias a esta relación pone rumbo, sin ella saberlo, a su destino como ser humano.

 

Prólogo

Después de la guerra, cuando todo está destruído el afán del ser humano es no pasar hambre, y puesto que existen pocas posibilidades de producción, suele ocurrir que es necesario trabajar excesivamente para conseguir el alimento indispensable para subsistir.

Seguidamente, aspiramos a tener una casa propia y dotarla de electrodomésticos y demás comodidades. Hace cuarenta años, el objetivo a conseguir era una simple lavadora, luego una televisión y por fin un automóvil.

Viene después el concepto de vacaciones y calidad de vida llegando un momento en el que los hombres y las mujeres no sabemos a qué aspirar; símplemente nuestra existencia consiste en resolver problemas sentimentales y financieros que nuestros "vicios" o fallas de la personalidad han ocasionado.

Soñamos con tener más tiempo libre.

Dedicamos abundantes recursos a la cultura del deporte, del cine, de la música, de la literatura, de videojuegos, etc. que nos recuerden que estamos vivos.

Todavía damos un paso más hacia la creatividad.

Pero necesariamente llega un punto en el que no avanzamos, simplemente nos detenemos, oteamos el horizonte y no conseguimos descifrar correctamente nuestro futuro. No tenemos ni idea del siguiente paso a dar.

Se puede decir que hemos llegado al límite que la sociedad nos ofrece y que nosotros mismos no somos capaces de franquear.

En lugar de pensar que no es necesario mejorar más los automóviles, y hacerlos tan potentes que nos lleven a la muerte. En vez de decir basta a una evolución en las cualidadesd de ciertos productos, que rayan en el narcisismo y hedonimso. En cuenta de cambiar más dinero en el trabajo por más tiempo libre desembocamos en una lucha sin cuartel, fratricida y aventada por los que conocen los vicios y las pasiones humanas.

De esa manera, las sociedades ponene fin al ciclo y caen en la barbarie, y vuelven a empezar. En esta secuencia de acontecimientos hay quienes aprovechan la oportunidad y dan el salto hacia otro lugar.

Pero son tan pocos, que de no se por los escritos de otras personas no los conoceríamos.

Independientemente de la forma de abarcar otro plano de conciencia, sin dejar éste, y casi seguro que hay muchos caminos, confiemos que sea cierto el hecho de que la vida de la humanidad no es absurda, tal y como en muchas ocasiones nos parece, y que de verdad exista un lugar al que llegar.

Esta pequeña novela es fruto del deseo de que realmente haya un camino científico de llegar a sentir el ALMA HUMANA, y no solamente el alma individual como podríamos llamar a nuestra mentalidad.

En ella están mezclados hechos reales, acontecimientos fantásticos inventados y algo que es casi cierto.

Existe, según nos explican, la posibilidad de crear un puente para poder cruzar el tremendo abismo entre un hombre y un ente del quinto reino de la naturaleza.

Espero, amable lector, que tanto tú como yo, seamos capaces de erigirlo.

Copyright librosenred.com 2003

 

 

 

INICIACION EN LIBROS EN RED

LOS CICLOS DEL PLANETA ANDRIA EN LIBROS EN RED

 

INICIACION EN AMAZON

LOS CICLOS DEL PLANETA ANDRIA EN AMAZON

 

INICIACION EN BARNES&NOBLE

LOS CICLOS DEL PLANETA ANDRIA EN BARNES&NOBLE